Elegir una cocina implica tomar muchas decisiones… puertas, tiradores, encimeras, electrodomésticos y un largo etcétera. Una de las dudas que nos podemos encontrar es si el acabado de las puertas va a ser brillo o mate. Qué indecisión, ¿verdad? En Cocinas Domus te vamos a contar las ventajas y desventajas de cada uno de estos acabados para que puedas elegir la mejor opción para tu cocina.
¿Empezamos?
– Cocinas con brillo. El acabado es espectacular, llama la atención. Este acabado confiere modernidad a tu cocina pero, ojo, no todos los brillos son iguales.
A pesar de ser un material que se mancha con facilidad, su limpieza es mucho más fácil y sencilla. El brillo es recomendado en aquellas cocinas con escasez de luz natural y pequeñas, ya que agrandará visualmente el espacio.

– Cocinas mate. El acabado mate confiere a tu cocina elegancia y discreción. No reflejan la luz y las huellas no quedan marcadas. Este tipo de acabado es también muy fácil de limpiar.
Recomendamos este tipo de acabado para cocinas espaciosas y con mucha luminosidad.