Para ahorrar dinero en una reforma integral, es importante planificar todo correctamente para que la reforma no se convierta en un desastre. Y para ello es fundamental contar desde el principio con asesoramiento profesional adecuado. En cocinas Domus ofrecemos este asesoramiento.
Un buen profesional que conozca el mercado nos ayudará a analizar nuestras necesidades y a encontrar la mejor relación calidad-precio para ellas, dando con la solución adecuada al proyecto y el presupuesto global del cliente. Además, coordinará y controlará la obra. Las ideas que ofrece un buen profesional sobre distribución, montaje, aprovechamiento del espacio, solución de problemas, que se atajan antes de que sucedan, siempre son rentables aunque al principio nos parezcan un gasto.
Renovar las instalaciones puede incrementar del presupuesto de reforma de la cocina, pero tener que reparar los daños producidos por unas obsoletas sin duda resultará mucho más caro y molesto, ya que puede no disponer de los mismos materiales antiguos para sustituirlos o tener que desmontar fregadero, encimera, muebles… Aproveche las obras para garantizar muchos años de cocina sin problemas.
La iluminación también debe planificarse antes de comenzar la obra de reforma ya que todas las conexiones deben quedar ocultas bajo el falso techo y los revestimientos de las paredes.
Utilizar buenos materiales y también es importante considerar el corto y largo plazo. Utilizar materiales de poca calidad te ahorrará dinero hoy pero lo pagarás en el futuro. Lo mejor es encontrar un equilibrio entre materiales asequibles y eficientes. Lo barato, si no está bien hecho o no es bueno, sale caro. La calidad en los muebles es fundamental. Si bien hay ciertas cosas en las que se puede reducir el presupuesto, en otras se hace imposible si se quiere una cocina que dure. En el mobiliario te recomiendo invertir buena parte del dinero.

La pintura y el papel pintado están de moda en las cocinas pero no son aconsejables en zonas sometidas a salpicaduras y manchas. Es el caso del frente de la encimera, la zona de aguas y la de fuegos, que requieren materiales inalterables frente a las manchas y de fácil limpieza, como la cerámica, el acero inoxidable, el cristal o la piedra (natural o sintética).
Utiliza materiales atemporales para que no pasen de moda. Aunque puedes verte tentado a utilizar elementos y estilos decorativos muy en tendencia, procura replanteártelo. Las modas pasan, y una cocina debe durar varios años. Siempre que sea posible elige combinaciones atemporales. Y si quieres recurrir a algún tipo de decoración específico, que puede llegarte a aburrir pronto, hazlo en los complementos que son más fáciles de cambiar por poco dinero.
Evita muebles de cocina ¨kit¨ atornillados, los cuales al cabo de poco tiempo pierden la solidez y empiezan a moverse de un lado a otro. En cocinas Domus fabricamos un mueble interior de calidad, encolado y prensado, que te podrá durar toda la vida.

Invierte una parte del presupuesto destinado a mobiliario en un buen equipamiento interior. Muchas veces vale la pena elegir un modelo más económico e invertir la diferencia en cajones de extracción total y accesorios para aprovechar las esquinas.
Realizar la reforma con personal cualificado y con seguro de responsabilidad civil. Esto repercute en la calidad de la obra, de los acabados e incluso en la seguridad de las instalaciones. Y así evitar los perjuicios que pueden causar operarios no expertos, ante el riesgo de que realicen la reforma trabajadores que no estén contratados y ni dados de alta en la Seguridad Social.