La cocina es la estancia de nuestro hogar que más olores genera pero, por suerte, se pueden evitar sabiendo reconocer el foco que produce dichos olores.
Está claro que los cubos de basura y los desagües son puntos principales de emisión de olores. Pero, ¿te habías parado a pensar alguna vez en los electrodomésticos? Frigorífico, lavavajillas, horno o microondas son electrodomésticos que pueden producir malos olores.
Aquí van algunos consejos que te ayudarán a eliminar los malos olores de tu cocina:
– Apuesta por cubos de basura con tapa y límpialos con frecuencia.
– No guardes alimentos sin tapar en la nevera y consúmelos lo antes posible.
– Limpia el filtro del lavavajillas y las juntas al menos una vez al mes. Además, una vez hagas esto, puedes poner un lavado corto en vacío.
– No calientes alimentos sin tapa en el microondas para evitar que salte grasa y se ensucie más rápidamente. En cuanto al horno, es aconsejable limpiarlo después de cada uso, sobre todo si cocinamos comida con grasa.