Existen en el mercado innumerables tipos de campanas, extraíbles o integradas en el mueble, decorativas de isla, de techo, de pared, tanto horizontales como las actuales inclinadas o verticales. Todas ellas tienen un fin y es extraer los molestos humos, olores y vapor que se forman al cocinar.
En Cocinas Domus aconsejamos encender la campana unos minutos antes de empezar a cocinar para que la extracción de humos sea más eficiente. Durante el cocinado utilizar la velocidad adecuada dependiendo si haya más o menos humo y al finalizar, disminuir la velocidad al mínimo y dejar funcionando la campana unos minutos más, hasta que el aire esté totalmente limpio. No se debe abrir la ventana mientras la campana esté funcionando, porque se pierde la capacidad de extracción.

Para que una campana funcione eficazmente hay que instalarla y mantenerla correctamente. Para ello hay que tener en cuenta:

-Colocarla a la altura indicada por el fabricante.
-Ancho de la campana, debe ser de un ancho igual o superior al ancho de la placa para que la aspiración sea más eficiente.
-Elegir la potencia adecuada en cada caso.
-Colocar los tubos de extracción de manera correcta. Procurar que el orificio de salida no sea más pequeño que el diámetro de los tubos. Y si fuera así hacer reducciones progresivas. Limitar el tubo a un máximo de 4 m y si es posible a dos codos. Entre la campana y el primer codo dejar al menos 30 cm. Mejor utilizar codos redondeados que en ángulo recto, y mejor los tubos lisos que los flexibles arrugados, que ofrecen más resistencia y producen más ruido.
-Limpiar los filtros. Diariamente con un trapo húmedo, al terminar de cocinar. Y periódicamente cada una o dos semanas lavar los filtros con agua caliente jabonosa desengrasante, sin utilizar estropajos ni cepillos metálicos, o introducir en lavavajillas en un ciclo corto. Si no se hace los depósitos de grasa del filtro podrían prenderse.
-Limpiar el exterior. Limpiar la campana con un paño con agua jabonosa neutra, aclarar y secar. Las campanas de acero inoxidable también se pueden limpiar con alguno de los productos específicos para ese material que se venden en el mercado. Nunca utilizar productos abrasivos.
-No usar nunca el aparato sin filtro anti grasa por peligro de incendio.
-Nunca trabaje con una llama directa cerca del aparato (p. ej., flambear). Instalar el aparato cerca de un equipo calefactor para combustibles sólidos (p. ej., madera o carbón) solo si se dispone de una cubierta cerrada no desmontable. No deben saltar chispas.
-El aceite caliente y la grasa se inflaman con facilidad. Estar siempre pendiente del aceite caliente y de la grasa. No apagar nunca con agua un fuego. Apagar la zona de cocción. Sofocar con cuidado las llamas con una tapa, una tapa extintora u otro medio similar.
-Los fogones de gas en los que no se haya colocado ningún recipiente para cocinar encima, generan gran cantidad de calor durante su funcionamiento. Eso puede dañar o incendiar el aparato de ventilación situado encima. Utilizar los fogones de gas únicamente colocando encima recipientes para cocinar.
-Cuando se usan simultáneamente varios fogones de gas se genera mucho calor. Eso puede dañar o incendiar el aparato de ventilación situado encima. No utilizar simultáneamente durante más de 15 minutos dos zonas de cocción de gas con una llama grande.

Siguiendo estos consejos en Cocinas Domus le aseguramos que podrá mantener mejor y durante más tiempo su campana extractora.